• Inicio

Enfermeras neurológicas de la URV

El proyecto de investigación “Validación del instrumento de coaching para la salud después del ictus”, impulsado por la Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona, ha logrado el primer premio al mejor proyecto de enfermería neurológica en el congreso de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (Sedene).

El objetivo del estudio era validar el Health coaching como un instrumento que permite a las personas que han sufrido un ictus “tomar conciencia sobre su comportamiento y poder marcarse un objetivo de cambio focalizado en su propia salud”, explica Silvia Reverté, investigadora del Departamento de Enfermería de la Universidad.

"El coaching es una herramienta utilizada en muchos ámbitos, pero no hay una evidencia científica que la avale. Esto es lo que nos proponemos con esta investigación ", argumenta Reverté, que considera que puede mejorar el empoderamiento y la adherencia al cambio saludable de los pacientes que han tenido un ictus.

La mayoría de los pacientes que han sufrido un ictus tienen muchas probabilidades de recaer, y el segundo puede ser más grave. Esto hace que a nivel asistencial se intervenga mucho en la prevención secundaria para evitar un segundo ictus, controlando factores de riesgo como pueden ser la hipertensión, la diabetes o el colesterol, y dando pautas al paciente para adquirir hábitos de vida más saludables que mejorarán en general su calidad de vida.

Pero, por el contrario, no se hace un seguimiento de cómo afronta la enfermedad el paciente y cuál es su predisposición a cambiar de hábitos. "Por eso es importante que tengamos datos válidos que nos permitan conocer con más precisión esta situación y así introducir mejoras desde un punto de vista asistencial", señala Reverté, que ha llevado a cabo diversas investigaciones en este ámbito.

El estudio se llevará a cabo con un centenar de pacientes, hombres y mujeres de más de 18 años, con un diagnóstico de ictus confirmado de más de tres meses y sin afectación neurológica grave. "Lo que esperamos es que las enfermeras puedan integrar los instrumentos de coaching para fomentar una correcta adherencia terapéutica e introducir un cambio de hábitos saludables en los pacientes que han sufrido un ictus, y que este cambio se mantenga a lo largo del tiempo", concluye Reverté.

Para validar la herramienta, los pacientes que participarán en el estudio responderán un test con diez ítems, que deberán valorar en función de su grado de satisfacción. Posteriormente, se les citará cuatro semanas más tarde para contestar el mismo test y se observarán los cambios. Durante el estudio, también se recogerán variables sociodemográficas y clínicas.

Contenido revisado en Enero de 2022.
 © Consejo General de Enfermería 2022
Política de cookies

En cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, CGE le informa del uso de cookies técnicas y analíticas, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para mejorar nuestros servicios. Puede “rechazar cookies”, en cuyo caso, únicamente se instalarán las cookies técnicas necesarias para el funcionamiento de la página web. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.