esen

telefonoenfermeria

Las enfermeras de salud mental deben incluir a los familiares en los planes de cuidados

Casi un centenar de personas acudieron al Colegio de Enfermería de Navarra Casi un centenar de personas acudieron al Colegio de Enfermería de Navarra

“Las enfermeras de las unidades de hospitalización de salud mental, donde el tratamiento sea más agudo y potencialmente traumático, deben incluir a la familia y a los cuidadores principales en los planes de cuidados de las personas ingresadas”. Así lo indica una de las conclusiones obtenidas en la I Jornada Navarra de Enfermería de Salud Mental, celebrada el pasado 21 de noviembre en Pamplona. Igualmente, en el encuentro se puso de manifiesto que “la Enfermería en general, y particularmente la de salud mental, no se comprende sin el compromiso social de quienes la ejercen”.

El simposio, organizado por la delegación navarra de la Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental (ANESM), reunió en la sede del Colegio de Enfermería a casi 100 personas, enfermeros en su mayoría, junto a pacientes y familiares. En su inauguración intervinieron el presidente del Colegio, Carlos Sesma; el tesorero de la ANESM, Francisco Megías; la jefa del Servicio Técnico Asistencial y de Enfermería de Salud Mental del SNS-Osasunbidea, Begoña Flamarique; y el delegado de ANESM en Navarra, Rubén Maeztu.

El programa incluyó una ponencia sobre "Compromiso enfermero con el movimiento asociativo de familiares. A propósito de un caso", a cargo de Francisco Megías; una mesa redonda sobre "Trabajo con familias en salud mental" en la que intervinieron Daniel Cuesta (enfermero y profesor asociado de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Alcalá) y Aitziber Yarnoz (pedagoga de la Asociación Navarra para la Salud Mental, ANASAPS); y otra sobre "Miradas enfermeras en los cuidados de salud mental", que contó con la participación de Aitziber Ubis (enfermera de la Unidad de Psicosis Refractaria de Vitoria, Álava) y Ángela Iglesias (enfermera y jefa de la Unidad de Trastornos de la Personalidad del hospital Dr. Rodríguez Lafora de Madrid).

Compromiso y movimiento asociativo

En cuanto  al compromiso social de estos profesionales, se subrayó su importancia en relación con el movimiento asociativo de los usuarios y sus familias, “para quienes la Enfermería de salud mental debe ser uno de los principales instrumentos para el ejercicio de su derecho a una atención sociosanitaria de calidad”.

En este sentido, se abogó porque los profesionales cuiden y potencien las iniciativas para asociarse: “Es responsabilidad también de las enfermeras conocer, comprender y atender los movimientos asociativos que suponen un recurso esencial en el ejerció de los derechos de las personas a las que cuidan y sus familias”. De hecho, además una pedagoga de ANASAPS, en la jornada intervino también un miembro de esta asociación, padre de una persona con enfermedad mental.

Así mismo, se aseguró que las intervenciones enfermeras deben cuidar de forma holística las necesidades de las personas que cuidan y, para ello “las enfermeras disponen de un abanico de actividades, entre las que terapias alternativas como el arte terapéutico demuestran su eficacia”.

Reconocimiento de la especialidad

Por último, en primer simposio de la delegación territorial de la ANESM se reivindicó una vez más, “después de 34 años”, que el trabajo en este ámbito “requiere del reconocimiento de la Especialidad en Enfermería de Salud Mental para dar unos cuidados de calidad, a los que tiene derecho la población usuaria de estos servicios”.

Cabe recordar que las dos primeras especialidades oficiales de Enfermería reconocidas en nuestro país fueron las de Obstétrico-Ginecológica (Matronas) y Salud Mental. Sin embargo, mientras las matronas cuentan con plazas específicas dentro del sistema sanitario, no ocurre lo mismo con las enfermeras especialistas de Salud Mental, pese a que la primera promoción terminó su formación de Enfermero Interno Residente (EIR) en 1999. Desde entonces se han seguido ofertando plazas de formación, aunque luego no se hayan creado puestos de especialista. Precisamente, las únicas plazas de la convocatoria EIR 2014-2015 correspondientes a Navarra son tres de Salud Mental. Por tanto, es un reconocimiento de la especialidad que no se traslada a la práctica profesional.

En respuesta a esta petición, la directora gerente del SNS-O, Cristina Ibarrola, manifestó en la clausura de la jornada el compromiso del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra para avanzar en el reconocimiento de las especialidades enfermeras, progresión que, aseguró, se ve frenada por las actuales circunstancias socioeconómicas.

En estos momentos, más de 80 profesionales de Enfermería trabajan en el ámbito de la Salud Mental en Navarra, tanto en dispositivos de la red pública, como en otros concertados y privados.

JAVIER IRURTIA

Eventos del Consejo

InfoEnfermería

Imagen Infoenfermeria

¡SUSCRÍBETE AL BOLETÍN ENFERMERO!

Boletín Enfermero

¡SUSCRÍBETE A ENFERMERÍA FACULTATIVA!

Revista Digital

Volver

Para poder ofrecer los servicios de la web y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Por el mero hecho de navegar por la página usted acepta el uso de cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas consulte la Política de Cookies.