Martes, 02 Junio 2015 09:00

La enfermería toledana optimiza el acceso venoso del paciente por ecografía

Escrito por

El acceso venoso ha sido el protagonista estos días en el Colegio de Enfermería de Toledo. Decenas de enfermeros han puesto en práctica estos ejercicios con el objetivo de detectar y describir el capital venoso (todas las venas a las que se puede acceder tanto para administrar medicamentos como para extraer muestras), utilizando un ecógrafo para la exploración y canalización de los vasos sanguíneos.

El presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Toledo, Roberto Martín, afirma que “se trata de una técnica que no es novedosa pero que está poco extendida, sin embargo es muy interesante y útil a la hora de realizar extracciones de sangre y canalización de vías venosas al paciente, ya que se trabaja, gracias al ecógrafo, con una mayor precisión”.

 Esta iniciativa, tal y como afirma Roberto Martín, ha tenido una gran aceptación entre los profesionales de enfermería de Toledo, “hicimos dos ediciones el pasado mes de abril y debido a la gran demanda, estamos repitiendo la iniciativa tanto en Toledo como en Talavera de la Reina, y lo haremos de nuevo el próximo mes de junio”.


Apuesta de futuro y cambio de mentalidad

Dividida en dos partes, una teórica y otra práctica, se ha enseñado a los profesionales de enfermería cómo gestionar el capital venoso. Este punto lo explica el enfermero de la UVI del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, José María Pedroche Muñoz, “intentamos concienciar al profesional para adecuar el catéter a las necesidades del paciente”. Para ello, en la parte práctica, se utiliza el ecógrafo para la exploración de los vasos sanguíneos del paciente y, posteriormente, se realiza, desde la extracción de sangre hasta la canalización de catéteres centrales. Lo que se consigue gracias al ecógrafo “es que la técnica sea más eficaz y segura, se evitan complicaciones y pinchazos innecesarios en el paciente; para nosotros es más sencillo y preciso y para el paciente es menos traumático”, prosigue Pedroche.

“Esta técnica es aplicable allí donde trabaja la enfermería; sólo es necesario un ecógrafo”, afirma Pedroche, quien insiste en que “se trata de una apuesta de futuro, de cambiar la mentalidad en la gestión del capital venoso; es papel de la Enfermería el hacer un uso responsable de este capital venoso”.

Redacción

Contenido revisado en Julio de 2020

Utilizamos cookies analíticas propias para obtener información estadística sobre la navegación de los usuarios con el fin de medir la actividad de este sitio web e introducir mejoras en nuestros servicios. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.