esen

telefonoenfermeria

Enfermera Saturada: “Cuando se publique el decreto de prescripción volvemos a la cofia”

Por los pasillos del hospital le llaman Satu, pero no se sabe dónde termina el personaje y empieza el autor. Y es que aunque firma como Enfermera Saturada, su nombre real es Héctor Castiñeira. Un joven enfermero español que narra su día a día en el hospital, sus pensamientos y reflexiones, siempre con un punto de vista humorístico y con ciertos toques de ironía. En diciembre de 2013 autopublica su primer libro La vida es suero, y este año la editorial Planeta ha publicado el segundo, El tiempo entre suturas.

¿Cómo surge Enfermera Saturada?

Todo esto empieza hace tres años y medio, en febrero de 2012 más o menos, cuando decido crear el personaje en Twitter para contar el día a día de la profesión, lo que nos sucede a todos en la planta, anécdotas, historias curiosas… y a partir de ahí es cuando empieza a crecer hasta lo que es hoy Enfermera Saturada.

¿Tan dura es la vida del enfermero?

Es complicada, sobre todo hasta que uno llega a lo que todos aspiramos: la plaza fija en el hospital. En tu libro se evidencia que el sentido del humor es una buena medicina Sí, a veces la risa alivia más que el Nolotil y no tiene efectos secundarios.

¿A qué atribuyes el éxito de tu primer libro La vida es suero?

Es complicado saberlo, pero creo que una de las claves del éxito de Satu puede ser que no hay nada preparado, que todo va surgiendo por propio derrotero del personaje y que además nos cuenta el día a día del hospital con el tono de humor y sarcasmo que utiliza Satu en sus expresiones.

¿Por qué te lanzas a publicar un segundo libro?

Lo complicado no es escribir, sino que publiquen tu libro. Con el primero, La vida es suero, no encontré ninguna editorial que apostase por él y opté por la autopublicación. La única forma de conseguirlo era internet y a partir de ese momento pasé de no tener editorial a poder escogerla. Un hospital es como una gran ciudad.

De hecho, en el libro hablas de una clasificación de tipos o prototipos de enfermeras

Sí, es una clasificación muy divertida que hago en este. En la primera publicación hablaba del tipo de pacientes y en este tocaba hacer un poco de autocrítica y hablar de los tipos de enfermeras. Y es que cuando uno trabaja en distintos equipos, como es mi caso, al final va viendo distintos tipos de profesionales: la sudokus, que es capaz de hacer maravillas con los turnos; la arguiñano, le encanta cocinar y trae todo lo que cocina para que probemos; la bla bla car, que es la que comparte carrito o te propone hacer las curas juntas…

Si se publicase el RD de prescripción enfermera tal y como está redactado poco menos que seríais un sucedáneo de profesional sanitario

Sí, en cuanto se publique volvemos a la cofia. Por lo que veo en los hospitales, y en redes sociales, hay mucho desconocimiento. Existen profesionales que no saben realmente cuál va a ser la repercusión una vez salga publicado este real decreto, ya que habrá cosas que están haciendo ahora que no tendrán un amparo legal y por tanto la situación es muy grave; y luego hay otro sector que sí está informado y que si hay que ir a una manifestación irán porque no quieren que esto salga adelante.

¿Qué técnicas usas para ir anotando las cosas que van sucediendo?

Al principio tomaba notas en papel, que muchas veces perdía, así que me compré una libreta pequeña que suelo llevar en el bolsillo del pijama y cada vez que veo una situación que pienso que sirve para un tuit, o que da para un capítulo, la anoto en el momento y luego en el turno de noche, entre las cuatro y las seis de la mañana, que es cuando estamos más tranquilos, aprovecho para escribir y desarrollar esas ideas.

En la primera parte del libro hablas de sobrevivir en el hospital. ¿Es un ejercicio de supervivencia?

A veces el hospital parece una jungla, y dependiendo de la planta sí que hace falta un manual de supervivencia.

Hablas de consentimiento desinformado, ¿por qué?

Sí, es desinformado por la forma en la que se da la mayor parte de las veces. Es un papel que tiene mucha importancia, pero realmente no se da como debería. Tendría que entregarlo el médico y explicarlo de forma que el paciente lo comprenda y asuma todos los riesgos de la prueba. La mayor parte de las veces es un papel que se da antes de operar, porque se necesita para la intervención sí o sí, y cuando lo firmas y te dan la copia en la camilla de urgencias no sabes dónde guardarlo.

¿Qué mensajes daría a los estudiantes o a los enfermeros que están empezando?

Les diría que es verdad que la cosa está complicada, y que no es una profesión que lo tuviese fácil históricamente, pero no deben perder la ilusión porque la enfermería es una de las profesionales más bonitas del mundo y poco a poco irán accediendo y al final conseguirán entrar al sistema de salud.

¿Habrá un tercer libro de Enfermera Saturada?

Es posible que sí, hay material para una tercera publicación. Sólo espero que en la próxima ocasión no tenga que hablar de recortes.

A. GUTIÉRREZ / A.ALMENDROS

Eventos del Consejo

InfoEnfermería

Imagen Infoenfermeria

¡SUSCRÍBETE AL BOLETÍN ENFERMERO!

Boletín Enfermero

¡SUSCRÍBETE A ENFERMERÍA FACULTATIVA!

Revista Digital

Volver

Para poder ofrecer los servicios de la web y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Por el mero hecho de navegar por la página usted acepta el uso de cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas consulte la Política de Cookies.