Opinión: Héroes anónimos

Por fortuna, la mayor parte de los ciudadanos ha vivido el horror de la guerra en la distancia. Hemos seguido los conflictos a través de los medios de comunicación, como algo ajeno, y eso provoca que haya personas que no valoren lo suficiente el servicio que prestan las Fuerzas Armadas. En muchos rincones del planeta, nuestros soldados llevan a cabo una labor encomiable, ayudando a mantener la paz y al desarrollo de naciones y pueblos que han sufrido mucho. Entre ellos, hay 750 enfermeros preparados para atender todas las incidencias que se presentan en la vida en un cuartel, para que sus compañeros estén perfectamente cuidados en todo momento.

Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería

 

Algunos de ellos ponen en riesgo sus vidas actuando en primera línea y deben estar preparados para evacuar a los heridos o asistir en el propio campo de batalla. En este número de ENFERMERÍA FACULTATIVA contamos cómo se entrenan estos profesionales para estas peligrosas misiones y recogemos los testimonios de enfermeros que prestan sus servicios en escenarios tan diversos como Afganistán, Kosovo, la Antártida a bordo del buque oceanográfico Hespérides, o bajo el mar en un submarino. La carrera militar exige, como la enfermería, una gran vocación de servir a los demás. Su aportación a la sociedad española es incontestable, poniendo en riesgo su propia integridad vidas para trabajar silenciosamente por la seguridad de los contingentes y por el propio desarrollo de los países donde están presentes.

No debemos olvidar su labor en la cooperación, que permite salir adelante a naciones sumidas en este tipo conflictos. En uno de los grandes pilares del desarrollo de nuestra profesión y en lo que respecta a la prescripción, la enfermería militar es de las especialidades en que más se echa en falta una regulación adecuada. Imaginemos una situación de emergencia en zona de conflicto. ¿Va a dejar el enfermero de administrar los fármacos que necesita un compañero herido cuando se encuentra de rodillas intentado salvar su vida? El Consejo General de Enfermería nunca dejará de rendir su homenaje y prestar todo su apoyo a estos hombres y mujeres, auténticos héroes anónimos. Hoy hemos querido ponerles cara y nombre a algunos de ellos en representación de todos sus compañeros. La enfermería les respeta y la sociedad les necesita.

Editorial Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermeria

Contenido revisado en Julio de 2020

Utilizamos cookies analíticas propias para obtener información estadística sobre la navegación de los usuarios con el fin de medir la actividad de este sitio web e introducir mejoras en nuestros servicios. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.