Imprimir esta página

El CGE advierte que el déficit de enfermeras en los hospitales y centros de salud este verano puede ser mortal ante el riesgo de rebrotes

El cierre de camas y los recortes en personal sanitario son una circunstancia común y nada excepcional en muchos hospitales durante los meses de julio y agosto. Pero con el COVID-19, este verano no es un verano cualquiera. “Estamos muy preocupados, no sólo por el tradicional cierre de camas en esta época del año, sino porque no hay enfermeras suficientes para trabajar en los hospitales y centros de salud este verano. Nos están llegando notificaciones de consejerías de algunas Comunidades Autónomas alertando de que los listados para nuevas contrataciones de enfermeras se han agotado y no consiguen encontrar a personal que ocupe los puestos vacantes”, asegura Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Para leer la noticia completa, pulsa aquí.

Utilizamos cookies analíticas propias para obtener información estadística sobre la navegación de los usuarios con el fin de medir la actividad de este sitio web e introducir mejoras en nuestros servicios. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.