ES EN

La enfermería española presente en el Dakar

El enfermero ciudadrealeño, Darío Rodríguez, ha llevado un año más un pedacito de la enfermería española al Dakar. Aunque reconoce que, por lo general, es una competición muy dura, este año lo ha sido más. “Ha habido muchos extremos. La temperatura ha sido un ejemplo, hemos pasado de estar a 45 grados a -8 grados; y la altitud en algunos puntos ha dificultado la carrera ya que provoca dolor de cabeza y faltar de aire”, explica Rodríguez.

 

Darío Rodríguez, que trabaja en la UVI móvil del SESCAM en Ciudad Real, explica que el Dakar es quizás una labor un poco más complicada. “En el trabajo en sí no hay mucha diferencia, pero el entorno en el que se desarrolla dificulta el trabajo. Aquí en la ciudad siempre hay un hospital cerca, sin embargo en esta competición no hay casi carreteras”, argumenta el enfermero.

A pesar de todo, Darío reconoce que el año que viene repetirá, ya que considera que además de la experiencia personal es una buena oportunidad para trabajar con equipos de otros países, "porque de todo se aprende", finaliza.



Contenido revisado en Julio de 2020

Utilizamos cookies analíticas propias para obtener información estadística sobre la navegación de los usuarios con el fin de medir la actividad de este sitio web e introducir mejoras en nuestros servicios. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias AQUÍ.