Miércoles, 24 Febrero 2016 18:36

El Foro Médico se contradice y pide imposibles: el médico prescribe y la enfermería sigue trabajando como hasta ahora Destacado

Escrito por

El artículo 3.2 del Real Decreto de prescripción enfermera es, para los médicos, “coherente, con la Ley, con el orden público, con la equidad, con la buena fe, con el sentido común y con el dictamen que sobre el proyecto de la norma, emitió preceptivamente el Consejo de Estado”. Así se manifiesta el Foro de la Profesión Médica, que integra a la Organización Médica Colegial (OMC), al sindicato CESM, Facme y a los decanos y estudiantes de Medicina, en un comunicado de prensa.

Como ya hiciera el Consejo General de Médicos, el Foro insiste la necesidad de “guardar escrupuloso respeto a la atribución de la facultad de prescribir medicamentos sujetos a prescripción médica a los médicos”. Sin embargo, el artículo cuya redacción alaban los representantes de los médicos no es sino un cambio de última hora por parte del ahora Gobierno en funciones, que traicionó lo pactado con la enfermería y tiene consecuencias directas sobre la labor del profesional enfermero.

Representantes del Foro de la Profesión Médica Representantes del Foro de la Profesión Médica

 

A partir de la entrada en vigor del Real Decreto el pasado 24 de diciembre, los enfermeros no pueden por tanto usar, indicar o autorizar medicamentos y productos sanitarios si no lo ha prescrito el médico por escrito y de forma individualizada. En la práctica esto supone que los enfermeros no pueden realizar tareas rutinarias y decisiones que llevan a cabo a diario en los hospitales y centros de salud con autonomía, tales como poner vacunas, administrar pomadas medicamentosas o heparinas para el mantenimiento de vías periféricas o centrales y tantas y tantas actuaciones que en el día a día realizaba la enfermería.

La Mesa de la Profesión Enfermera –que componen el Consejo General de Enfermería y el Sindicato SATSE- así como la mayor parte de las autonomías, sociedades científicas y algunas figuras muy relevantes de la Medicina han solicitado por vía judicial y apelando a las fuerzas parlamentarias la derogación de ese artículo 3.2. que cercena la actividad de la enfermería y pone al sistema sanitario en un franco riesgo de colapso. Sin embargo, los mismos representantes de los enfermeros han transmitido a sus profesionales que, si bien la nueva normativa es injusta y debe cambiarse, lo que no debe hacerse es vulnerarla de ninguna forma, pues los enfermeros que hagan las cosas del mismo modo que antes lo hacían pueden incurrir en un delito y además no estar cubierto por la póliza de responsabilidad civil.

Es por ello, que enfermeros y enfermeras de toda España están cumpliendo a rajatabla con lo que dice la ley –aunque la amplia mayoría obviamente no esté de acuerdo- y no realizan actos que previamente no estén prescritos por el médico. Sin embargo, el Foro de la Profesión Médica, que precisamente reclama eso mismo, a la vez cae en la contradicción de pedir que las enfermeras sigan realizando su trabajo como antes de aprobarse el RD, incluso animan a denunciarlas.

El Foro de la Profesión Médica asegura que “cualquiera de las funciones que hasta ahora han venido desempeñando los profesionales de enfermería y que ahora algunos cuestionan (…), es una dejación clara de su trabajo y un incumplimiento de sus deberes en cuanto garantes de la satisfacción de los intereses públicos en cuanto que afectan directamente al buen funcionamiento de los servicios”. Así, instan a los médicos a que “ante cualquier dejación de funciones de otros profesionales deben ponerlo en conocimiento de la dirección del centro de salud u hospital y, en su caso, del colegio de médicos al que pertenezcan”.

Como ya explicara la Mesa de la Profesión Enfermera en su respuesta a la OMC, los enfermeros no realizan dejación de funciones, sino que cumplen con lo solicitado por el propio Foro de la Profesión Médica e introducido en el último momento en el Real Decreto a espaldas de la enfermería.

Además, desde el Consejo General de Enfermería recordaron recientemente a los respresentantes del estamento médico que “ninguna profesión sanitaria ni ningún Consejo General tiene que decirle a otra profesión si sus profesionales hacen o no dejación de funciones. No vamos a entrar en ese juego, puesto que la única que puede determinar y valorar la corrección de las actuaciones profesionales es la respectiva organización colegial. ¿Será necesario recordar aquí que la profesión enfermera hace ya décadas que dejó de ser una profesión al servicio de otra para convertirse en una profesión al servicio de la sociedad?”.

Opiniones distintas
Por fortuna para la enfermería, otros colectivos médicos, como el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, Miguel Martín, el director del Programa Mundial de Malaria de la OMS, Pedro Alonso, o la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SVMFiC) se han mostrado contrarios a las tesis tanto de la OMC como del Foro de la Profesión Médica, y han reclamado una regulación de la prescripción enfermera acorde con la realidad asistencial.

También en contra del artículo 3.2 del Real Decreto y de las tesis del Foro se han manifestado hasta 12 comunidades autónomas. De hecho, 10 de ellas ya han presentado o han anunciado su intención de recurrir este texto tanto ante el Tribunal Supremo como ante el Tribunal Constitucional, igual que ya han hecho el Consejo General de Enfermería y el sindicato SATSE.

Redacción

 

Contenido revisado en Enero de 2021
Política de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas y publicitarias, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para facilitarle la navegación y personalizar publicidad. Ten en cuenta que si las rechazas, no podrás usar todas las funcionalidades del sitio web.