esen

telefonoenfermeria

1. ¿Qué es?

El ébola es un virus de la familia filoviridae y género filovirus, uno de los más mortíferos que existen. Su nombre proviene del río Ébola, donde fue detectado por primera vez en 1976, en lo que hoy es la República Democrática del Congo. Desde entonces se han presentado brotes esporádicos de la enfermedad en varios países de África. Se trata de una enfermedad grave, con frecuencia letal y cuya tasa de mortalidad puede llegar al 90%. La enfermedad afecta a personas y a primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés).

En España, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad dispone de un procedimiento de actuación ante posibles casos de ébola en territorio nacional. Este procedimiento, que se consensuó con los responsables de alertas sanitarias de las comunidades autónomas y acordó en la Ponencia de Alertas en la cual participan los responsables de todas las autonomías, tiene como objetivo garantizar la detección y el diagnóstico precoz de un posible caso de la enfermedad.

2. Signos y síntomas

Los síntomas de la enfermedad pueden aparecer entre dos días y hasta 21 días después de la exposición, pero el promedio es entre 8 y 10 días. La enfermedad puede presentarse bruscamente con:

  • Fiebre (mayor que 38.6 °C o 101.5 °F)
  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor muscular
  • Debilidad
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Dolor abdominal (de estómago)
  • Hemorragia (sangrado o moretones) sin causa aparente

3. Transmisión

El virus del ébola se propaga mediante el contacto directo (a través de la piel abierta o las membranas mucosas no protegidas, como boca y nariz). En este punto es importante recordar que el ébola no se contagia por el aire, por el agua ni, por lo general, a través de los alimentos. Los medios de contagio son:

  • La sangre o los líquidos corporales (incluida la orina, la saliva, las heces, el vómito y el semen) de una persona con la enfermedad del ébola.
  • Objetos que han sido contaminados con el virus  (como agujas y jeringas)
  • Animales infectados (como murciélagos).

4. Tratamiento

No existe una vacuna o medicina que se haya comprobado que sea eficaz contra la enfermedad del ébola, y hasta ahora los síntomas se han ido tratando a medida que han ido apareciendo. No obstante, existen algunas medidas básicas de intervención que pueden mejorar significativamente la probabilidad de supervivencia si se toman desde un comienzo:

  • Proporcionar líquidos intravenosos y mantener el equilibrio hidroelectrolítico (sales corporales).
  • Mantener los niveles adecuados del oxígeno y la presión arterial.
  • Tratar otras infecciones que se presenten.

Se han probado algunos tratamientos experimentales contra la enfermedad del ébola y se ha comprobado su eficacia en animales, pero todavía no se han probado en estudios aleatorios en seres humanos.

5. Recuperación

La recuperación del paciente depende de su respuesta inmunitaria. Las personas que se recuperan de la infección por el virus del ébola producen anticuerpos que duran por lo menos 10 años y ya no pueden propagar el virus. Sin embargo, éste puede permanecer en el semen hasta 3 meses.

6. Medidas de prevención para la ciudadanía

Las recomendaciones habituales a las personajes que viajan a países donde pueden existir focos de ébola son las siguientes:

  • Mantener, de manera muy cuidadosa, una buena higiene.
  • Evitar el contacto con sangre o líquidos corporales.
  • No tocar objetos que pueden haber estado en contacto con la sangre o los líquidos corporales de una persona infectada.
  • Evitar los rituales de sepultura  y costumbres funerarias que requieren tocar el cuerpo de alguien que haya muerto por la enfermedad del ébola.
  • Evitar el contacto con murciélagos y primates no humanos, o con la sangre, los líquidos corporales o la carne cruda preparada de esos animales.
  • Evitar ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la enfermedad del ébola.
  • Después del regreso de ese país, vigilarse el estado de salud por 21 días y buscar atención médica inmediatamente si aparecen posibles síntomas de la enfermedad

7. Medidas de prevención para los trabajadores sanitarios

Los trabajadores del sector de la salud que pueden estar expuestos a personas con la enfermedad del Ébola deben tomar las siguientes medidas:

  • Usar ropa protectora, incluidas máscaras, guantes, ropa y gafas de protección.
  • Aplicar todas las medidas adecuadas de control de infecciones y esterilización.
  • Aislar a los pacientes con la enfermedad del ébola de otros pacientes.
  • Evitar el contacto directo con los cuerpos de personas que han muerto por ébola.
  • Notificar a los funcionarios de salud si, como sanitario, ha tenido contacto directo con la sangre o los líquidos corporales, como las heces, la saliva, la orina, el vómito y el semen de la persona enferma con el ébola.

 

Ana Muñoz

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades / Ministerio de sanidad de España / European Centre for Disease Prevention and Control

 

Eventos del Consejo

Jue, 13 Dic, 2018, 08:00AM - Vie, 14 Dic, 2018, 05:00PM
X Reunión Nacional Sección de Pie Diabético de la SEACV
Vie, 01 Feb, 2019, 08:00AM - Sáb, 02 Feb, 2019, 05:00PM
Jornadas sobre Gestión de Conflictos en el Ámbito Sanitario: "Negociar de forma efectiva"

InfoEnfermería

Imagen Infoenfermeria

¡SUSCRÍBETE AL BOLETÍN ENFERMERO!

Boletín Enfermero

¡SUSCRÍBETE A ENFERMERÍA FACULTATIVA!

Revista Digital

Volver

Para poder ofrecer los servicios de la web y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Por el mero hecho de navegar por la página usted acepta el uso de cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas consulte la Política de Cookies.