Mejores expedientes de enfermería en Sevilla

El presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Sevilla, José Mª Rueda Segura, recibió en las instalaciones de la entidad a los mejores expedientes académicos de la promoción 2010-2014 de Sevilla. Los distinguidos fueron Esther Domínguez Solís (Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología, Unidad docente Virgen del Rocío), María Baca Bocanegra (Centro Universitario de Enfermería de San Juan de Dios Bormujos-Sevilla), Ana Fernández Huertas (Escuela Universitaria de Osuna), Laura Giménez Aranda (Centro de Enfermería de la Cruz Roja). Cada una recibió un premio de 1200 euros y un año colegiación gratis en Sevilla. Durante la reunión pusieron en común sus inquietudes de cara al futuro para enfrentarse a la profesión. Asimismo, el presidente de la Enfermería sevillana les dio algunas claves para avanzar.

Ana Fernández Huertas, 23 años

- Para lograr un buen expediente considero que la clave está en la constancia diaria y en tener un objetivo claro. No me considero una persona inteligente, pero sí muy perseverante y constante, con las ideas bien establecidas y con los objetivos bien marcados.

- Actualmente trabajo en una clínica en Antequera y estoy preparando la Especialidad de Enfermería. Me gustaría dedicarme a la Enfermería Comunitaria para trabajar en un Centro de Salud ya que me atrae la Atención Primaria, y considero que es allí donde la Enfermería cobra su máxima expresión: se atienden las necesidades del paciente en todas sus dimensiones.

- Mi última opción es la enfermería en el ámbito de la cárcel. Creo que es una labor muy dura, en la que, aparte de conocimientos de enfermería, hay que tener mucho temperamento y fuerza interior.

Esther Domínguez Solís, 22 años

- Antes de terminar el grado ya tenía claro qué quería hacer. Así que me preparé la convocatoria del examen EIR y obtuve mi plaza como residente. Durante los próximos dos años continuaré la residencia de Enfermería obstétrico-ginecológica en la Unidad docente del Hospital Regional Universitario de Málaga.

- Este premio es una gran iniciativa que reconoce el esfuerzo y sacrificio de los estudiantes, sirviendo así como impulso y motivación para continuar la búsqueda del conocimiento que hace años emprendimos y que nunca abandonaremos, puesto que, aunque dejemos de ser alumnos, nunca dejaremos de ser estudiantes. Además, pone en valor la Enfermería como profesión, otorgándole el lugar y reconocimiento que tiene y ayudando a dar a conocer su labor y las competencias que desarrolla.

Laura Giménez Miranda, 27 años

- Venía de la licenciatura en comunicación audiovisual que, aunque era muy bonita, no me llenaba y durante la misma me di cuenta de que quería ser matrona. Estuve a punto de dejarla, pero decidí terminarla antes de comenzar con Enfermería. Empecé la carrera con mucha ilusión y creo que eso se ha visto reflejado en los resultados; disfrutaba con cada asignatura como no me había pasado en la otra carrera y las prácticas eran tan gratificantes que me hacían dar lo mejor de mí.

- Acabo de conseguir plaza EIR de matrona y en estoy incorporándome al hospital. Inicialmente voy a dedicarme a formarme en la especialidad de obstétrico-ginecológica. Teniendo en cuenta la situación actual imagino que cuando termine la residencia buscaré trabajo tanto de enfermera como de matrona. Ambos trabajos me gustan mucho. Dentro de la enfermería me motiva más el trabajo de planta de hospitalización, UCI, servicios de obstetricia y ginecología, trauma, urgencias y atención primaria. Debo reconocer que el quirófano no es mi fuerte, porque me gusta el trato con el paciente y ahí está muy limitado.

María Baca Bocanegra, 22 años

- No descarto dedicarme a la educación; siempre me gustó la carrera de magisterio, pero aún más si puedo trasmitir conocimientos y mis experiencias relacionadas con Enfermería. Aunque me gustaría ser matrona y quizás tenga menos preferencias por Salud Mental.

- Continúo con la formación de postgrado mediante la realización de dos másters, cursos de formación continuada del Colegio de Enfermería de Sevilla y el B2 de inglés. Teniendo en cuenta la dificultad y precariedad laboral que existe actualmente en nuestro sector no descarto la posibilidad de trabajar en el extranjero.

- Estoy muy agradecida al Colegio de Enfermería de Sevilla por conceder estas becas, no sólo como persona beneficiaria de la misma, sino también como mera perteneciente al colectivo joven de la Enfermería. Las recompensas al esfuerzo y al trabajo bien hecho siempre son un aliciente y sobre todo estas becas pueden ayudar a los recién graduados a continuar con una formación especializada que les permita mejorar sus oportunidades para ingresar en el mundo laboral.

Nadia Osman García

Contenido revisado en Enero de 2022.
 © Consejo General de Enfermería 2022
Política de cookies

En cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, CGE le informa del uso de cookies técnicas y analíticas, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para mejorar nuestros servicios. Puede “rechazar cookies”, en cuyo caso, únicamente se instalarán las cookies técnicas necesarias para el funcionamiento de la página web. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.