Matronas vallisoletas se forman con estaciones de simulación para alertar y evitar muertes en caso de emergencias durante el parto

Un total de 25 enfermeras especialistas en enfermería Obstétrico-Ginecológica (matrona) han participado, el pasado viernes, en el primer taller de Emergencias obstétricas con estaciones de simulación que lleva a cabo en Valladolid, por iniciativa del Colegio de Enfermería y que cuenta con la colaboración de la empresa hospital Hispania y el hospital Río Hortega, donde se llevó a cabo el taller. La novedad es que las participantes se enfrentaron a tres situaciones desconocidas mientras sus compañeras las observaban, como si de un parto de emergencia se tratara. En total asistieron a 24 casos de diferentes tipos de emergencias que se pueden producir durante el alumbramiento.

“Durante un parto se pueden generar situaciones de emergencia que pueden poner en peligro tanto a la madre como al bebé; desde la rotura uterina o distocia de hombros (fallo en la salida de los hombros del feto) a desgarro del canal de parto, atonía uterina o convulsiones e intoxicación por anestésicos locales durante la dilatación”, señala María Jesús Gutiérrez, matrona y directora del taller junto a Yolanda del Campo y Eugenia Gómez. “Lo novedoso de este taller es que las enfermeras se enfrentan hasta 3 casos que desconocen y tienen que realizar una valoración de la paciente grave y del feto,” agrega María Jesús Gutiérrez.

Se trata de que las matronas se entrenen para alertar de situaciones y sepan valorar una situación de urgencia según las normas internacionales como las de NICE (National Institute of Health and Clinical Excellence) que establece unas prioridades clave para las instituciones, comenta la presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid, Silvia Sáez Belloso. A pesar de ello, según “el informe MBRACE-UK (2015) siguen destacando fallos de los profesionales sanitarios en reconocimientos de las enfermedades mentales perinatales, detección de violencia doméstica, prevención y tratamiento de tromboembolismos venosos y la calidad de vida de mujeres con co-morbilidad múltiple entre las 6 semanas y el año de vida” añade la presidenta.

Desde el Colegio de Enfermería se ha detectado esta necesidad de formación de las matronas, debido a los cambios socio-demográficos de las mujeres con un incremento de la edad para tener el primer hijo o tratamientos de infertilidad hay un incremento de la patología de las gestantes, por lo que cada vez es más probable que se den este tipo de complicaciones.

Por otra parte, en los servicios de paritorio/unidades de hospitalización de maternidades, no existen protocolos de actuación de la mayor parte de las emergencias obstétricas a las que se enfrentan las matronas y, cuando se producen estas situaciones, el profesional sometido al estrés que supone atender este tipo de emergencias, muchas veces no sigue el flujograma recomendado.

Contenido revisado en Enero de 2022.
 © Consejo General de Enfermería 2022
Política de cookies

En cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, CGE le informa del uso de cookies técnicas y analíticas, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para mejorar nuestros servicios. Puede “rechazar cookies”, en cuyo caso, únicamente se instalarán las cookies técnicas necesarias para el funcionamiento de la página web. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.