Enfermeras para convencer de la necesidad de donar sangre

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. Siguiendo esa filosofía, en el Hospital Universitario de Getafe ya no se limitan a esperar que lleguen donantes de sangre: salen en su busca, y para ello han implantado la figura de la enfermera promotora de la donación. No es que antes no se esforzaran en captar donantes, sino que ahora esa tarea está sistematizada y programada dentro de la jornada laboral de las enfermeras. Recorren el hospital de arriba abajo explicando a los visitantes por qué es tan importante la donación. “Es simplemente salir un poco de la cueva, por así llamarla, de la sala de donantes, y acercarnos a la gente”, explica Juan Ramón Espinoza, supervisor del Banco de Sangre del centro.

Así, durante una hora y media al día -aproximadamente y siempre dependiendo del volumen de trabajo-, una enfermera del banco sale a promocionar la donación. Una de ellas, Ana Recio, explica que van “por las diferentes salas del hospital y por las habitaciones explicándole a la gente lo que es donar sangre. Intentamos concienciarles de dos cosas muy importantes: que la sangre no se puede fabricar y que es muy importante que una vez que donan se conviertan en donantes habituales. Tratas de convencerles de que no se va a marear, que hace falta la generosidad de la gente”. Ella prefiere evitar zonas como la UCI, donde suele haber personas que visitan a pacientes en situación delicada y pueden presentar mayor nerviosismo. En cambio, una zona buena es la planta de cirugía sin ingreso, donde a menudo hay pacientes y familiares haciendo tiempo antes de una intervención.

No existe una fórmula mágica; el éxito de la captación depende de la perseverancia de las enfermeras, su paciencia y sus habilidades comunicativas. En este sentido, Juan Ramón Espinoza asegura que la enfermería cumple el “perfil idóneo” porque “está plenamente capacitada para todas estas habilidades, tanto a nivel de destreza como de conocimiento del banco”. Ana Recio asegura que esta nueva tarea le gusta, como todo lo que tiene que ver con el Banco de Sangre: “Me gusta halar con la gente. Cuando pase el tiempo imagino que estaremos más sueltas”.

En el año 2015 el Hospital de Getafe ya se autoabastecía de sangre en un 90%. Ahora, con la implantación de esta nueva figura, esperan llegar al 100%. “Sería un objetivo realista”, concluye Espinoza.

Ana Muñoz

Contenido revisado en Octubre de 2020
Política de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas y publicitarias, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para facilitarle la navegación y personalizar publicidad. Ten en cuenta que si las rechazas, no podrás usar todas las funcionalidades del sitio web.