Martes, 06 Junio 2017 15:38

Cómo ayudar a dejar de fumar a pacientes con trastorno bipolar

Escrito por

El Trastorno Bipolar es un Trastorno Mental Grave que afecta al 6% de la población y supone la sexta causa mundial de incapacidad. La prevalencia del consumo de tabaco en el enfermo bipolar es de 2 a 4 veces mayor que en la población general, suponiendo un aumento de la tasa de mortalidad de hasta tres veces más y un descenso de la esperanza de vida. Por este motivo, un grupo de enfermeros de Jaén han presentado en el Congreso Internacional de Barcelona un plan de cuidados estandarizado para lograr que estos pacientes dejen el tabaco.

Para unificar criterios y mejorar los cuidados de enfermería del paciente fumador con trastorno bipolar previamente realizaron un estudio multicéntrico, abierto y longitudinal de 18 meses (6 meses de recogida de datos y 12 meses de seguimiento), en pacientes con Trastorno Bipolar estabilizado. Como explica Francisco Javier Montiel López, autor principal de la comunicación, desarrollaron “una intervención breve mediante una entrevista motivacional y consejo mínimo de salud basada en las intervenciones enfermeras de la clase de terapia conductual”.

Para seleccionar la intervención de enfermería adecuada del individuo ante el problema del tabaquismo, se realizó una valoración del nivel motivacional para el cambio, siguiendo el modelo transteórico de Prochaska y Diclemente que describe las etapas por las que pasan los sujetos a la hora de realizar un cambio. Asimismo, se identificó la autopercepción del deseo de abandono y autoeficacia, previa a la Intervención Breve en pacientes fumadores con trastorno bipolar y otra posterior a la Intervención, para la evaluación del proceso de enfermería.

“A continuación desarrollamos el plan de cuidados con diagnóstico NANDA, intervenciones NIC y resultados esperables NOC para utilizar en estos pacientes cuando se enfrentan al proceso de dejar de fumar”, señala Montiel. “Los planes de cuidados estandarizados son una valiosa guía fundamentada en la EBE (Enfermería basada en la Evidencia) y en la experiencia profesional. Su utilización facilita la orientación de los cuidados de enfermería, unificando criterios de actuación y mejora la calidad asistencial”, finaliza este enfermero jienense.

Junto a Francisco Javier Montiel ha colaborado en la elaboración del plan de cuidados los enfermeros María Josefa Sánchez Cabanillas, María Dolores Sánchez Martínez, Francisca Valdivia Romero y María José Jaén Moreno.

Gema Romero

Contenido revisado en Enero de 2021
Política de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas y publicitarias, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para facilitarle la navegación y personalizar publicidad. Ten en cuenta que si las rechazas, no podrás usar todas las funcionalidades del sitio web.