Viernes, 29 Julio 2016 11:35

“Mis sueños son ser enfermera y ganar una medalla en unos Juegos Olímpicos”

Escrito por

Amelia Portero es una joven almeriense de 21 años, internacional absoluta con la selección española de voleibol y que juega en el Naturhouse Logroño, que es como el Real Madrid o el F.C. Barcelona de este deporte. A su devoción por el vóley se suma una no menos intensa pasión por la enfermería. Tras el verano arrancará el cuarto curso del Grado de Enfermería, unos estudios que le obligan a hacer auténticos malabarismos para compaginarlos con el deporte de elite, pero en los que ella persevera en busca de su sueño. Tiene un buen modelo que seguir, su madre, también enfermera.

– Este año lo has ganado todo con tu club, ¿qué balance haces de la temporada?

– Llevo ya dos años en este club y en ambas temporadas hemos ganado los tres títulos en juego: la Supercopa, la Copa de la Reina y la Superliga y la verdad es que estoy muy contenta en Logroño aunque esté lejos de mi familia, que vive en Almería. Estoy muy a gusto y además puedo estudiar Enfermería.

– Los técnicos y la prensa deportiva aseguran que tendrías nivel para fichar por un equipo extranjero donde ganarías mucho dinero y serías considerada una gran estrella, ¿son tus estudios de Enfermería lo que te hacen quedarte en Logroño?

– Desde pequeña siempre tuve muy claro que quería jugar al voleibol, pero también que quería ser enfermera el día de mañana. No sé si se debe a que mi madre también es enfermera, pero siempre me apasionó y lo he tenido siempre muy claro. Hasta que no acabe mis estudios como enfermera no quiero dar ese salto de calidad e irme al extranjero, a países donde tiene gran tirón y reconocimiento, pero lo haré cuando tenga mi título debajo del brazo.

– Tienes en común con Pau Gasol ser una gran deportista y también ser hija de enfermera –en su caso es su padre el enfermero- ¿qué te llevó a estudiar Enfermería, vivir la profesión tan de cerca?

– Sinceramente, me parece una profesión preciosa si te gusta, muy vocacional, requiere mucho trato humano, contacto con la gente, te tienes que volcar y desde pequeñita me gustaba ayudar a las personas que más lo necesitan. Me encanta, no me arrepiento para nada de haber elegido esta profesión y conforme avanzan los cursos y voy haciendo más prácticas, más disfruto. La labor del enfermero es muy importante. He ido a curso por año, mi trabajo me ha costado. He hecho muchos sacrificios y mi esfuerzo me ha costado.

– Pero siempre has sacado buenas notas, ¿no?

– Siempre he sido muy exigente en todo y a nivel académico, siempre quería el 10 y ahora estudiando lo que realmente me gusta todavía soy más exigente.

– ¿Cómo compaginar el deporte de elite con los estudios universitarios? Tenéis entrenamientos, viajes…

– Mi vida es un poco complicada. La gente se sorprende y me pregunta cómo puedo compaginarlo todo pero al final se basa todo en la constancia y en las ganas de querer hacerlo. Jugando en un equipo profesional de voleibol entreno mañana y tarde, lo que me quita tiempo de ir a clase. Cuando llego a casa estoy cansada, los fines viajamos, uno en casa y otro fuera, viajando en bus o furgoneta. Saco tiempo de donde sea. Cuando viajo a casa en Navidades en lugar de salir con mis amigas pues me quedo en casa estudiando porque en enero hay exámenes y no voy a tener el tiempo que tiene la gente normal y debo sacrificarme en vacaciones. Mi club me da cierta facilidad y me han dejado ir a las prácticas. Me encanta y lo hago con muy agrado.

– ¿Cómo llevan los profesores y los compañeros de la Facultad tener al lado a una deportista profesional?

Muchos me preguntan que cómo lo hago, porque es imposible que entrenando y viajando tanto saque tiempo para estudiar. A veces voy un poco con el agua al cuello pero lo acabo sacando, si te gusta algo luchas por ello. Los profesores me facilitan las cosas. Cuando me enteré que estaba convocada con la selección me organicé, adelanté exámenes, otros los haré en julio en vacaciones…

– ¿Qué te ha parecido el Grado?, ¿Era cómo lo imaginabas?

– En mi caso, ha sido sorprendente, pero para bien. La impresión es muy grata, mejor de lo que había imaginado.

– ¿Cómo ves tu futuro a medio plazo?

– Jugaré al voleibol hasta que el cuerpo me lo permita, pero teniendo una seguridad de futuro. Cuando quiera dejarlo o lo deje obligada por una lesión ya tendré el camino andado u no tendré que empezar de cero.

– ¿Dentro de enfermería, qué especialidad o faceta te resulta más atractiva?

– Todavía no lo tengo claro, porque no he tocado todas las ramas en las prácticas, pero me veo en Geriatría, no sé por qué. Me gustan mucho los abuelitos y en prácticas estuve en Cardiología donde el paciente tiende a ser gente mayor. Me compenetro bien con ellos.

- ¿Qué opinas sobre la prescripción enfermera?

– La figura médico y enfermero son diferentes, cada uno tiene su labor y su responsabilidad. El enfermero conoce al paciente al cien por cien, pasa todo el día junto a él, sabe cómo interfiere la medicación en su caso concreto y si le está yendo mal o bien. Estamos capacitados para, dentro de nuestro campo, poder prescribir ciertos tipos de fármacos a pacientes que ya conocemos bien.

– ¿Con qué sueñas en tu vida deportiva?

– Para un deportista , el sueño es acudir a unos Juegos Olímpicos y obtener medalla. Pero siendo más realista, eso lo pueden hacer muy pocos, mi objetivo es irme al extranjero a un equipo grande y sentir que el voleibol está valorado. En España tengo la gran suerte -me lo he ganado también-, de poder estar en el mejor equipo de España. Lo he ganado todo. Pero preguntas a cualquier persona qué es el Naturhouse Ciudad de Logroño y no lo sabe. Me gustaría un poco más de reconocimiento. Por ejemplo, en Italia nuestro deporte tiene mucho tirón, en Polonia los pabellones están más llenos que los campos de futbol. Los jugadores son estrellas deportivas. Ese sería mi objetivo.

David Ruipérez

Contenido revisado en Junio de 2021
 © Consejo General de Enfermería 2021
Política de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas y publicitarias, propias y de terceros, que tratan datos de conexión y/o del dispositivo, así como hábitos de navegación para facilitarle la navegación y personalizar publicidad. Ten en cuenta que si las rechazas, no podrás usar todas las funcionalidades del sitio web.